Airbnb: un dolor de cabeza para los hoteleros

TurNoticias

El alza de Airbnb podría obligar a los hoteles a bajar precios. La web cuenta ya con más de 1.000 empresas en su programa para business

Los hoteles ya están sintiendo los efectos del negocio de Airbnb en el mercado del alquiler de habitaciones, pero de continuar así su continuo crecimiento podría forzarles a bajar precios.

Los analistas de Merrill Lynch aseguran que para finales de 2016 el número de alojamientos incluidos en Airbnb podría representar hasta un 1,2% de la oferta hotelera. Pero como startup de rápido crecimiento, con un incremento anual previsto de entre el 40% y el 50%, podría alcanzarentre el 3,6% y el 4,3% del inventario para 2020, según estos mismos analistas.

En su opinión, “Airbnb es una fuerza a tener en cuenta, que es probable que tenga un creciente impacto en el panorama turístico”. De hecho, con el aumento de su cuota de mercado se espera que la web de alquiler vacacional ayude a que la oferta de habitaciones finalmente responda a la demanda de los consumidores. Ello obligaría a los hoteles a bajar precios para atraer clientes, lo que provocaría según los analistas la decadencia de un gran número de propietarios de establecimientos.

Se espera que la demanda de alojamiento supere la oferta de habitaciones en 2016 y 2017, pero si se incluyen las dependencias de Airbnb, oferta y demanda podrían estar equilibradas el próximo año. En ese caso en 2017 la oferta superaría a la demanda, tendencia que seguiría al alza con el continuo crecimiento de la actividad en este portal.

Los analistas parten de unos 4.000 millones de dólares (3.550 millones de euros) en bruto enreservas y 40 millones de noches reservadas a través de Airbnb en 2014; cifra que estiman crezca hasta los 74 millones de pernoctaciones este año y más de 100 millones en 2016. Asimismo estiman que entre el 43% y el 67% de las viviendas que se anuncian en la web es competencia directa de los hoteles, ya que el resto son espacios compartidos.

Ante este panorama los fondos de inversión inmobiliaria o REIT (Real Estate Investment Trust) serán los más afectados por el crecimiento de Airbnb, como Host Hotels & Resorts, Summit Hotel Properties o LaSalle Hotel Properties, entre otros. Grandes cadenas como Marriott International o Hilton Worldwide presentan un riesgo menor porque en ambos casos continúan incorporando hoteles y beneficios de establecimientos fuera de las grandes ciudades donde Airbnb es más activo.

En el caso de Estados Unidos la oferta de Airbnb, y por tanto la amenaza para los hoteleros del país, se concentra en grandes ciudades como Nueva York, San Francisco, Los Angeles, Chicago, Austin y Seattle; aunque los analistas estiman que cerca del 75% de su inventario se encuentra fuera del país.

El impacto de Airbnb ya está siendo percibido por algunos hoteles, según apuntan los citados analistas, con una ocupación más débil durante eventos especiales.

En sus previsiones los analistas no han tenido en cuenta el impacto de potenciales regulaciones de Airbnb, empresa que ya está valorada en 25.500 millones de dólares (22.630 millones de euros) y con 2.300 millones (2.040 millones de euros) en financiación de capital.

Airbnb para empresas

Por otra parte, la web ha adherido a 500 nuevas compañías a su programa de Airbnb for Businessen las 24 horas siguientes al lanzamiento de su nuevo sistema de gestión global de viajes, de manera que ya hay más de 1.000 empresas de 35 países de todo el mundo que forman parte de sus programas de viajes corporativos.

El pasado mes de julio Airbnb aseguraba tener más de 250 empresas clientes de viajes de negocios, según publicó HOSTELTUR noticias de turismo. Entre ellas compañías como Google, que permite a sus empleados la posibilidad de alojarse en una amplia variedad de alojamientos disponibles en más de 190 países.

Esta respuesta ha confirmado su idea de que “los viajeros de negocios cada vez más quierenredefinir este tipo de desplazamientos”, según ha señalado Marc McCabe, responsable de Business Travel de Airbnb. La estancia media de los hombres y mujeres de negocios en los pisos de uso turístico, añade, “se sitúa en 6,8 días, lo que demuestra que los clientes buscan una mezcla de negocios y ocio, y suelen alargar su estancia al fin de semana para conocer el nuevo destino”.

Airbnb for Business ayuda a empresas de todos los tamaños a adaptarse a las más diversas necesidades de viaje de sus empleados. El programa les permite a éstos reservar alojamiento directamente en Airbnb y de manera automática cargar el gasto a la compañía. Las últimas herramientas de gestión incorporadas al sistema ofrecen a los travel managers la posibilidad de ver los itinerarios de viaje del empleado, informes financieros y cuentas centralizadas para mejorar la experiencia de todos.

(Hosteltur.com)

Deja un comentario