La Ley 27.221 y su remisión al infinito. Por Gustavo N. Fernández

El 25 de noviembre de 2015, el Congreso de la Nación Argentina sancionó una norma bajo el número 27.221 que plantea una situación, que pone de manifiesto el recurrente escape de los legisladores, a plasmar con fuerza normativa, una definición del contrato de hospedaje o alojamiento destinado al turismo.

1, La cuestión

En efecto, como venimos señalando desde hace más de una década, la legislación argentina está en deuda con una actividad que genera millones de dólares al año para las arcas del país: esa actividad es el alojamiento turístico.

Si bien en doctrina hay varias conceptualizaciones del hospedaje como contrato, la falta de una norma jurídica que defina qué es y a contrario sensu, que cosa no es un contrato de hospedaje, ha traído innumerables contradicciones en la resolución de situaciones que, siendo similares, la vara se ha inclinado en uno u otro lado según sea  el tribunal que resolvió la cuestión.

Ahora bien, desde la sanción del anterior Código Civil en el año 1869 hasta el nuevo Código Civil y Comercial que entró en vigencia el 1° de agosto de 2015, pasaron siglo y medio y nunca se definió un instituto del derecho tan antiguo como utilizado; el hospedaje.

Es así que, la Ley 27221, posterior al Nuevo Código, refiere en su único artículo operativo, el 1° – el 2° es de forma- que los contratos de locación de inmuebles que se celebren con fines turísticos, se regirán por las normas aplicables al contrato de hospedaje: ARTÍCULO 1° — Los contratos de locación de inmuebles que se celebren con fines turísticos, descanso o similares y cuyo plazo sea inferior a tres (3) meses conforme lo establecido en el inciso b), del artículo 1.199, del Código Civil y Comercial de la Nación, se regirán por las normas aplicables al contrato de hospedaje.”.

2. ¿Cuál es el problema que presenta el artículo transcripto?

Que “las normas aplicables al contrato de hospedaje.” son innumerables, ya que en rigor de verdad, como el hospedaje con fines turísticos es una figura que cae dentro del marco de atribuciones que los Estados federales se reservan para establecer el Poder de Policía sobre el funcionamiento de los establecimientos hoteleros y las medidas locales que se exigen para habilitarlos. -y pensemos que en nuestro país, tenemos 23 distritos provinciales y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, para tener una idea de la magnitud del entramado del que estamos hablando-

El problema es que seguimos sin definir al contrato de hospedaje y el legislador en lugar de tomar el toro por las astas y definirlo y regularlo claramente, optó por reenviar a un entramado de normas mas dispersas, algunas del orden federal y otras del orden provincial.

Pero la dispersión se potencia por el hecho de que cada provincia delega en los municipios las normas relativas a la habilitación de establecimientos comerciales, y es allí donde se encuadran los establecimientos dedicados al alojamiento turístico. Y un dato final: en la Argentina existen más de 2200 municipios.

Señalemos, a modo de ejemplo somero que los hoteles o lugares destinados a alojar pasajeros, sea cual fuere su tipificación, para funcionar debidamente deben contar con la respectiva habilitación municipal, por lo que una misma cadena, con diversas explotaciones hoteleras, deberá realizar trámites distintos y cumplimentar normativas distintas para cada ciudad o municipio en el cuál se instale cada uno de sus establecimientos. Entonces si no tenemos definido el contrato de hospedaje deberemos no solamente aplicarle normas sobre depósito necesario, derecho de retención, etc., sino que también variará la normativa accesoria de cada jurisdicción.

Y además, sabemos que la figura del hospedaje o alojamiento turístico no se concreta solamente en una infraestructura denominada hotel, también existe o tiene lugar en cabañas, hostels, albergues, campings, etc., siendo que cada figura puede tener en las legislaciones locales diferente tratamiento. Y se suelen definir de manera distinta según sea la jurisdicción que la contemple en su plexo normativo.

Entendemos que la complejidad de la materia hubiera requerido una tipificación clara y específica dentro de la nueva legislación unificada.

Y el otro problema es:  quien alquila una semana o una quincena una casa amueblada o departamento con fines turísticos, ¿ debe ser alcanzado por las normas del contrato de hospedaje?.No existe allí empresario hotelero en realidad. Sí, un particular que alquila un inmueble a otra persona con fines de ocio, descanso, etc., pero ¿ se deben aplicar las normas del depósito necesario, por citar una caso ?. La cuestión dará para un cúmulo de interpretaciones que seguramente las veremos desfilar por los Tribunales con el correr del tiempo.

3. Reducir la remisión

Una forma sencilla de reducir la remisión, sería haber consignado explícitamente que se aplicarán las normas referidas al hospedaje contenidas en el Código Civil y Comercial de la Nación y la ley 24.240 y sus modificatorias”, dejando claro que era en materia federal (código de fondo y ley federal de consumo) y excluyendo el entramado de regulaciones locales de índole administrativa de manera expresa, lo que significaría que al menos la remisión se reduciría a los tópicos tratados en el Código, y la LDC, cómo ser: depósito necesario, derecho de retención, contrato de consumo y reglas de responsabilidad, prescripción, deber de información, revocación, oferta, etc.

La complejidad regulatoria del tema se advierte al hacer una reseña de las normas que según su orden jerárquico resultan de aplicación:

  1. Leyes nacionales

  2. Decretos nacionales

  3. Resoluciones nacionales

  4. Leyes provinciales

  5. Decretos provinciales

  6. Ordenanzas municipales

Por las razones que venimos señalando es que creemos que sería de gran utilidad para el desarrollo de la materia analizada en éste capítulo, que se ensayara finalmente una definición de contrato de hospedaje y se le diera el rango normativo que merece.

4. Un ejemplo que muestra el grado de complejidad

Para dar una idea de lo que significa remitir la resolución de una figura jurídica a “las normas aplicables al contrato de hospedaje” ponemos a continuación, a consideración del lector, una pequeña reseña que no es más que una muestra parcial y de una antigüedad de más de una década:

  1. Legislación de Alojamiento Turístico Hotelero

 

Jurisdicción                                          Legislación

 

Ciudad de Buenos Aires                        Ordenanza N° 36.136/80

Provincia de Buenos Aires                     Decreto N° 3.030/77

Provincia de Catamarca                         Decreto N° 1.199/80

Provincia del Chaco                               Ley N° 2.600/81

Provincia del Chubut                              Decreto N° 1.264/80

Decreto N° 1.552/99

Resolución N° 129/97

Resolución N° 88/00

Provincia de Córdoba                              Ley N° 6.834

        Decreto N° 1.359/00

Provincia de Corrientes                           Decreto N° 2.689/80

Provincia de Entre Ríos                          Ley N° 7.360

Decreto N° 3.024/83

Decreto N° 7.205/83

Decreto N° 433/84

Provincia de Jujuy                                  Ley Nº 3.804/81

Ley Nº 777/81

Provincia de La Pampa                          Decreto N° 2.686/78

Provincia de La Rioja                             Decreto N° 1.622/79

Provincia de Mendoza                            Decreto N° 3.220/90

Resolución N° 41/93

Provincia de Misiones                             Ley N° 1.299/80

Decreto N° 3.108/80

Provincia del Neuquén                            Decreto N° 2.790/99

Provincia de Río Negro                           Decreto N° 109/79

Provincia de Salta                                  Decreto N° 1.125/80

Provincia de San Juan                            Ley N° 4.600/79

Decreto N° 186/81

Provincia de San Luis                            Decreto N° 3.505/80

Provincia de Santa Cruz                         Decreto N° 1.073/80

Provincia de Santa Fe                            Ley N° 1.216/71

Provincia de Santiago del Estero             Ley N° 4.967/81

Decreto N° 3.163/81

Provincia de Tierra del Fuego,

Antártida e Islas del Atlántico Sur            Ley N° 65

Ley N° 342, modificatoria del Art. 13 bis de la Ley Nº 65

Decreto Nº 2.621/93

Decreto Nº 203/99

Provincia de Tucumán                            Ley N° 5.204/82

 

2. Legislación de Alojamiento Turístico Extrahotelero

 

Jurisdicción                                           Legislación

 

Ciudad de Buenos Aires                        Ordenanza N° 36.136/80 – Campamentos

Provincia de Buenos Aires                     Ley N° 9.765 – Camping Turístico

Provincia del Chubut                              Ordenanza Municipal de  Puerto Madryn,  que habilita alquilar habitaciones                                                                    en casas particulares.

Provincia de Córdoba                             Decreto Nº 6.658/86 – Campamentos

Decreto N° 1.359/00 – Albergues, conjunto de casas y departamentos,             complejos especiales.

Provincia de Entre Ríos                          Decreto Nº 3.177/83 – Reglamento de Campamentos Turísticos

Provincia de Mendoza                            Resolución Nº 41/93 – Reglamento sobre refugio, campamento,

Resoluciones Nº 477/98 y 478/98 –  Reglamento de hostels, albergues y           viviendas de uso turístico.

Provincia del Neuquén                           Ley Nº 2.173/96 – Turismo Rural: chacras y estancias.

Resoluciones Nº 12/98 y 13/98

Provincia de Río Negro                           Decreto N° 466/85

Resolución Nº 88/00 – Complejo de Alquiler Temporario

Provincia de Santa Cruz                        Decreto Nº 1.073/80 – Campamentos Turísticos

Disposición Nº 005/98 – Reglamento Casas de Familia  Convenio entre la         Subsecretaría de Turismo y el titular de la estancia, por  medio del cual se       reglamenta la actividad

Provincia de San Luis                            Ley 4209 – Campamentos

Decreto Reglamentario N° 1.092/81

Provincia de Tierra del Fuego,

Antártida e Islas del Atlántico Sur           Decreto Nº 2.621/93

Decreto Nº 203/99 Camping, servicio de cama y desayuno, y albergue             turístico.

Provincia de Tucumán                            Ley N° 5.204/82 – Reglamentación sobre Camping

 

Es necesario advertir al lector que la enumeración que antecede, en algunos casos corresponde a normas que han sido modificadas. Nuevamente señalamos, que fue consignada a título de ejemplo que sirva para dar una cabal idea, de la intrincada remisión a la que el legislador ha sumido a quiénes deben aplicar la norma, o a quienes en todo caso debemos analizarla, interpretarla y esclarecerla ante nuestros alumnos en el aula.

Después de éste somero análisis, creemos que aunque el título tenga un cariz casi periodístico, no estamos muy lejos de lo que significa la remisión en cuestión:  La Ley 27.221 y su remisión al infinito“


Diccionario de la lengua española | Edición del Tricentenario /rae.es

remisión
Del lat. remissio, -ōnis.

1. f. Acción y efecto de remitir o remitirse.

2. f. Indicación, en un escrito, del lugar de él o de otro escrito a que se remite al lector.


Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución – No Comercial – Sin Obra Derivada 4.0 Internacional.