La UE aprueba el cambio de la normativa de viajes combinados

Los ministros de Industria de la UE han dado esta semana su aprobación final al acuerdo alcanzado con la Eurocámara para modificar la normativa de los viajes combinados, especialmente en las ventas por internet, y para que en casos de circunstancias ‘inevitables’ e ‘impredecibles’, como desastres naturales o ataques terroristas que impiden que el viajero regrese a tiempo a su hogar, el organizador pague por hasta tres noches de hotel.

Finalmente, y tras más de un año de estudio y el rechazo del sector, los ministros europeos han aprobado el acuerdo alcanzado por la Eurocámara y los Gobiernos de los 28. La UE indica que este acuerdo tiene como objetivo reforzar la protección de los consumidores que compran viajes combinados personalizados –compuestos por ejemplo de vuelo, hotel y alquiler de coche– a través de Internet. Estos turistas (120 millones, según los cálculos de Bruselas) quedarán a partir de ahora cubiertos por las reglas de la UE que garantizan la repatriación en caso de quiebra de un operador turístico.

La norma introduce además controles más estrictos en los recargos de precios, por ejemplo porsubidas de los carburantes, que no podrán superar el 8%. Si se sobrepasa este umbral, el viajero podrá anular el contrato. Si circunstancias ‘inevitables’ e ‘impredecibles’, como desastres naturales o ataques terroristas, impiden que el viajero regrese a tiempo a su hogar, el organizador deberá pagar por hasta tres noches de hotel.

Antes de que los turistas concluyan cualquier tipo de contrato en Internet, los organizadores y minoristas deberán dejarles claro que están comprando un paquete e informarles de sus derechos, según recoge el acuerdo. La información debe incluir el nombre de al menos una parte responsable y un número de emergencia. El texto final todavía debe ser confirmado en los próximos días tanto por la Eurocámara como por los Gobiernos.

Rechazo del sector

A este respecto, cabe recordar lo adelantado por este diario sobre este proceso y el rechazo que genera en el sector. Y aunque la inicial intención de los impulsores del cambio normativa era que el organizador asumiera el coste de cinco noches de hotel en caso de circunstancias “inevitables” e “impredecibles”, en lugar de las tres noches aprobadas, el sector ha manifestado su rechazo.

Desde la asociación de agencias británicas ABTA manifiestan que la normativa es injusta al no contemplar el compromiso de algunos portales, sobre todo los de las compañías aéreas, ya que no están dentro del ámbito de la Directiva. La asociación considera que el incluir a estas webs es imprescindible para “asegurar una efectiva y consistente extensión de la protección de los consumidores que sea justa con las empresas turísticas”.

Para la asociación alemana de agencias y turoperadores DRV la obligación del organizador de gestionar un alojamiento similar al reservado originalmente o bien de pagar una estancia sobrecarga a los turoperadores. Considera que esta obligación supondría “una carga adicional desproporcionada para los organizadores de viajes”.

Para la European Tour Operators Association (ETOA) la reforma es claramente “errónea”, lo cual incide en que se demuestra con las 435 enmiendas que ha recibido. Para esta asociación es claramente necesario abordar una reforma de la normativa, ya que la actual, desarrollada hace más de dos décadas, se ha convertido en una maraña legal con disposiciones “nada prácticas, inaplicables y que generan muchos litigios”.

Desde la Confederación Española de Asociaciones de Viajes (CEAV) la adjunta a la presidencia para Relaciones Internacionales, Eva Blasco aseguraba que “la postura oficial de CEAV es que queremos que se aproveche la directiva para equiparar las obligaciones de los distintos actores turísticos. Es decir, que una agencia o un organizador no tengan más obligaciones que una aerolínea si la aerolínea quiebra, que hoy por hoy está más obligado el organizador que la aerolínea.”

(Hosteltur)