Overbooking y violencia

TurNoticias

Un video grabado en un avión de la aerolínea estadounidense United Airlines ha creado gran polémica en Estados Unidos. En él se aprecia cómo un médico es expulsado a la fuerza por su negativa a abandonar su asiento después de que se produjera un problema de sobreventa de billetes, informa ‘Chicago Tribune’.

El suceso ocurrió el domingo pasado en el aeropuerto internacional O’Hare de Chigago (Illinois) a bordo del vuelo 3411, que cubre la ruta entre esa ciudad y Louisville (Kentucky). La grabación muestra a tres agentes del orden tratando de expulsar al pasajero, que se niega a abandonar su sitio. A pesar de sus gritos de dolor, siguen forcejeando con él hasta conseguir sacarlo de su asiento con un fuerte tirón. Después de sufrir un violento golpe en la cara con un reposabrazos, el hombre es arrastrado por el pasillo en aparente estado de inconsciencia y con las gafas colgando en medio de las protestas del resto de pasajeros. Luego se comprobó que tenía la cara ensangrentada como lo muestra un segundo video.

Antes del incidente, United Airlines había intentado persuadir a varios pasajeros para que abandonaran voluntariamente el avión, pero a pesar de ofrecer una compensación de hasta 800 dólares por persona, nadie quiso hacerlo. Fue entonces cuando la aerolínea decidió escogerlos al azar: tres de ellos aceptaron, pero el médico alegó que necesitaba viajar por motivos laborales y se negó a abandonar el avión.

  • No es la primera vez que United Airlines se ve involucrada en un escándalo este año. A finales de marzo, la línea aérea provocó una avalancha de críticas en las redes tras impedir a dos chicas embarcar por su forma de vestir.

 

La versión de la aerolínea

“Los oficiales de aviación llegaron a la escena y quisieron acompañar al pasajero afuera del vuelo cuando cayó al piso”, dice el comunicado. “Su cabeza se golpeó contra el apoyabrazos y eso causó las heridas en su cara”, agregaron. “Inmediatamente fue llevado al hospital Lutheran General con heridas leves”.

Según United, tuvieron que elegir en forma aleatoria a cuatro pasajeros para que bajaran y que en cambio abordaran cuatro empleados que debían volver a Louisville. La compañía ofreció estadías en un hotel y dinero para aquellos que se ofrecieran como voluntarios para volar el día siguiente pero nadie optó por esa alternativa.

El hombre del video dijo que era médico y tenía que volver a atender a sus pacientes el lunes por la mañana. Aura Bridges le dijo al medio local Courier-Journal que el hombre regresó al vuelvo luego de que lo expulsaran ensangrentado.

“Luego de que nuestro equipo pidiera voluntarios, un cliente se negó a dejar el vuelo voluntariamente y llamaron a la policía”, dijo la compañía en un comunicado tras los disturbios.

El CEO de United, Oscar Munoz, dijo que la compañía se contactó con el pasajero para resolver la situación.

Deja un comentario