¿Desconocer pasajes emitidos y cobrados alegando error?

1.- Compraron, pagaron, pero ¿no viajan?

Hace pocas horas se conoció la noticia que la aerolínea United Airlines había lanzado una supuesta oferta de pasajes para el tramo Santiago de Chile  – Sidney a menos de AR$ 4.000 (Pesos argentinos). A la hora de haber estado operativa la tarifa y haber sido adquirida por innumerables pasajeros entre los que se cuentan  -también- los denominados “cazadores de ofertas”, la compañía retiró la tarifa de su web y dio a conocer un comunicado en el que se decía que “por error se había consignado ese precio y que se habían cancelado los tickests emitidos y se devolvería el dinero pagado.

 

El matutino argentino La Nación consignaba así el hecho:

“Durante el mediodía de este lunes ocurrió un singular hecho en varios portales de viajes y hasta en la mismísima página oficial de United Airlines. La aerolínea norteamericana ofreció pasajes desde Santiago de Chile a Australia a menos de 4 mil pesos, un precio mucho más bajo que el normal, pero luego los canceló.

El hecho desató la furia de cientos de usuarios que habían comprado el ticket aéreo durante el tiempo -aproximadamente media hora- que duró el error. Luego, vía email, la empresa les comunicó a los compradores que la tarifa era errónea.

“El 26 de marzo hubo una oferta de tarifas evidentemente errónea para vuelos desde Santiago de Chile a Sidney. Esto ha sido corregido para reflejar las tarifas correspondientes a dicho tramo”, anunciaron a quienes habían adquirido el pasaje.

“Cancelaremos toda reserva hecha bajo dicho error y reembolsaremos las sumas correspondientes. Nos disculpamos por las molestias ocasionadas”, concluyó el mail.

El mensaje emitido por United, horas después del intervalo en el que tuvieron el error, terminó con la ilusión de quienes se habían esperanzado con viajar a Australia a un precio inusual, a pesar de que el vuelo era de no menos de 35 horas, contabilizando las escalas.

En las redes se desató la furia y miles de usuarios se quejaron contra la compañía. Señalaban que habían revisado con el número de reserva y en la página decía que la compra estaba confirmada.

Otros todavía mantienen la esperanza de que todo siga en pie, ya que les llegó el pasaje emitido y no les avisaron de que estaba cancelado. Los que compraron el vuelo de la página oficial fueron notificados, aunque muchos usuarios que usaron un portal, obtuvieron el voucher y no recibieron el email.

A pesar del mail enviado desde United, LA NACION se comunicó con la empresa, que dijo que reembolsarán lo pagado a quienes hayan comprado pasajes con las tarifas erróneas, aunque todavía no se tomó una decisión final sobre lo que van a hacer luego de este error.”

2. Es jurídicamente correcto alegar “error” y cancelar en consecuencia los pasajes emitidos y cobrados?

Adelantamos desde ya nuestra respuesta negativa.

Como decía el maestro Guillermo Borda,  “nadie puede alegar su propia torpeza en Derecho”. Desconocer los pasajes emitidos y ya cobrados alegando el error en la consignación del precio no es admisible. Tengamos en cuenta que tampoco se trató del denominado “precio vil”, aquél que es tan insignificante que denota un claro error o simplemente un “precio simbólico”. No es el caso que aquí se trata. La aerolínea no salió a la venta con un precio del 0,5, el 1 o el 2 % del valor del tramo vendido. Salió al mercado con $ 3.600 (ARS) lo que equivale al menos a un 20 % o más del valor de mercado. Actualmente las tarifas de ese vuelo oscilan entre los 17.000 y los 20.000 ARS, con ofertas que llegan a los 10.000 ARS. Resulta claro que no es el caso del llamado “precio vil”.

Ahora bien, ¿alcanza con que la compañía reembolse el importe pagado?. No. Entendemos que se debe exigir el cumplimiento del contrato de transporte aéreo, y ante la posible negativa del operador, debe resolverse la situación con el reconocimiento de los eventuales daños y perjuicios que se pudieren haber ocasionado.

Otra  observación que estimamos pertinente es la siguiente: si United elige un medio de comercialización determinado, debe asumir la responsabilidad por el medio elegido. La venta mediante la web conlleva riesgos que son ampliamente conocidos por los compradores y por los vendedores. Resulta poco convincente como argumento, el esgrimido por una compañía de la magnitud de UA, el de la figura del error. Simplemente no es admisible, al menos, a priori.

Sería sí  atendible,  el caso en que hubieran sido hackeados y se demostrara en juicio tal hackeo. Pero en tal caso, en nuestro criterio, no debería invocarse el error, sino el haber sido víctima de un delito informático que perjudicó también a terceros. Ahora bien la pura y simple invocación del error sin ningún otro aditamento que provea sustento a una posible disminución de respnsabilidad, no excusa a quien iinvoca el error. Por lo demás, aún no se ha informado de que hubiera ocurrido un ataque cibernético.

No queremos extendermos mucho más en el comentario ya que reviste carácter de noticia y no de análisis jurídico profundo, pero entendemos que es necesario señalar al  menos qué posición creemos que se debe intentar sostener. Deberemos aguardar el desarollo de la información para ver si la compañía  mejora su propuesta o si por el contrario, sigue sin  reconocer los pasajes ya comprados.

Para finalizar, recordemos que no es el primer incidente que involucra a United en los últimos tiempos. Ver : Escándalo en un vuelo de United sobrevendido: bajan a los golpes a un pasajero

 

Gustavo N. Fernández